Gamificación, aprender inglés jugando.

Gamificación para aprender inglés en Alcorcón

A todos nos gusta jugar. No es algo propio solamente de niños: los adultos disfrutamos igualmente tanto jugando como viendo jugar. Aunque es un término relativamente reciente, la “gamificación” no es ni más ni menos que algo que se lleva haciendo siglos: darle la forma de juego (“game” en inglés) a una tarea cotidiana con el fin de que se nos haga más atractiva de realizar. Hacer que la cuchara con la que damos de comer a un bebé es un avión que aterriza en su boca es un ejemplo de “gamificación”.

Si preguntamos a un alumno de cualquier edad qué entienden por “trabajo” en la escuela, lo más probable es que lo asocien con “deberes” y “ejercicios”: algo que entienden como “rutina”. Si les preguntamos por “juego”, lo más seguro es que la asociación sea con lo que hacen en las pausas o recreos. Si por último, les preguntamos qué parte prefieren, la respuesta está muy clara. Con la “gamificación”, lo que queremos conseguir es que el “trabajo” tenga la forma de un “juego”.  

En Delaware, tu academia de inglés en Alcorcón, siempre hemos creído en la filosofía de que hay que aprender jugando. En este post te vamos a dar solo algunos ejemplos de los muchos que utilizamos para que nuestros alumnos aprendan inglés de una manera amena.

Kahoot o “Socrative

Llevamos años utilizando estas aplicaciones que nos permiten convertir un simple test en una actividad divertida que incluye elementos típicos del juego, como competición, puntos y estatus:

 

“Dados”

Si los alumnos crean sus propios dados para practicar una estructura gramatical se les va a hacer mucho más interesante que si trabajaran sobre ejercicios de un libro:

“De compras”

Simular actividades reales mediante el juego siempre supone un plus de motivación, sobre todo cuando los alumnos se tienen que mover de su sitio. A los más pequeños les encanta salir de la rutina:

Story cubes”

Academia Delaware Alcorcón

Podemos pedirles a nuestros alumnos que nos hagan una redacción sobre un tema, o podemos pedirles lo mismo pero jugando con los “story cubes” para que vayan improvisando una historia con los elementos que les den los dados. ¿Cuál piensas que les sería más motivadora?

Estos son solo algunos ejemplos. Hay muchos otros, como practicar el vocabulario del aspecto físico jugando al “Quién es Quién”, o hacer juegos de memoria con “Brainbox”.

 

¿Te ha parecido interesante el post? Déjanos tus comentarios abajo, y si crees que este artículo puede resultarle útil a alguien, no dudes en compartirlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.