Profesores de inglés – ¿nativos o no nativos?

Una estrategia de marketing

Por un motivo u otro, la inmensa mayoría de la población en España parece estar convencida de que un profesor nativo siempre es intrínsecamente mejor que uno no-nativo. Lo hemos oído tantas veces, que es algo que no se cuestiona. Aunque realmente no esté basado en criterios pedagógicos, lo cierto es que son muchas las academias de idiomas que lo han asumido en su estrategia comercial y “profesores nativos” aparece como un reclamo en su publicidad.
El caso es que la obsesión ha llegado a tal punto que se dan casos, y algunos bien cerca de donde nos encontramos nosotros, de academias grandes que contratan a profesores no españoles pero tampoco nativos, y les piden que cambien su nombre por uno en inglés, y que se presenten como nativos: pueden ser de Europa del Este, pero como el español también lo hablan con acento, sus clientes podrán creer que son efectivamente británicos o americanos. En otros sitios, lo que hacen es que “justifican” el nombre español de sus profesores diciendo que “su madre / padre es inglés”. Incluso hay casos, realmente extremos, en los que la academia pide al profesor español que se presente como nativo y hable el castellano con acento extranjero. Todo, con tal de cumplir con su publicidad de “profesores nativos”.

Hace poco, un estudio concluía lo que siempre hemos dicho los propios españoles: que nuestro dominio del inglés es muy inferior al de otros países de nuestro entorno. Entonces ¿cómo cuadra esto con el hecho de que España sea, de largo, el país europeo con mayor número de profesores nativos?

Al César lo que es del César

Llegados a este punto, queremos dejar dos puntos muy claros: 1) por supuesto, un nativo puede ser un excelente profesor, pero tenemos claro que su calidad tendrá muchísimo más que ver con una serie de cualidades y no tanto con su lugar de nacimiento; 2) la demanda de “profesorado” nativo desde hace ya muchísimos años, ha provocado que haya muchísimos “nativos” trabajando de “profesores” cuando en realidad no lo son. Creemos que aquí está el quid de la cuestión: son muchos los centros que dejan de lado los criterios profesionales, y se guían únicamente por los comerciales, y acaban contratando como profesores a personas sin más “cualificación” que su pasaporte. Tampoco queremos ser injustos y meter a todos en el mismo saco, porque como decíamos en el primer punto, hay muchísimos profesores nativos con una calidad excelente (como las que tenemos en nuestra academia).

Criterios para elegir al mejor profesor

Entonces, ¿cuál es el profesor de inglés ideal? Tanto los profesores nativos como los no-nativos aportan a priori ciertas ventajas: los nativos podrían tener un mayor vocabulario o fluidez, mientras que los no-nativos posiblemente conozcan mejor los aspectos de la lengua que resultan más difíciles a los estudiantes, ya que han sido estudiantes anteriormente.
Con todo, creemos que la respuesta a la pregunta que planteamos es muy sencilla: las cualidades de un buen profesor de idiomas no se distinguen mucho de las de los profesores de muchas otras asignaturas. Al fin y al cabo, el mejor profesor es aquel que logra que sus alumnos aprendan más, así de simple. Todo el mundo suele estar de acuerdo en que ciertos trabajos son muy “vocacionales”, y éste es sin duda uno de ellos. Es por ello que resulta muy inusual que alguien que esté de paso, alguien a quien no le apasione la enseñanza, consiga ser muy buen profesor. Hay otras características muy importantes, como son la empatía con los alumnos, la capacidad de comunicar, la paciencia y la creatividad, así como el interés por innovar en la metodología de enseñanza, y ninguna de ellas nos viene dadas por nuestro lugar de nacimiento.
En Delaware, tu academia de inglés en Alcorcón, pensamos que estos son los criterios realmente importantes a la hora de incorporar profesores a nuestra plantilla, ya sean nativos o no-nativos. Lo importante es que consigan que nuestros alumnos hablen inglés como lo hacen.
Como muestra, os dejamos un botón:

En conclusión: el pasaporte de los profesores de idiomas no debería tener ni mucho menos la relevancia que se le da hoy en día en España. Hay otras cualidades que sí son muchísimo más importantes, y que son las que a la larga consiguen que nuestros alumnos aprendan inglés.

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tus comentarios abajo, y si crees que este artículo puede resultarle útil a alguien, no dudes en compartirlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.